martes, 11 de junio de 2013

110 UNA AVERIA



Nunca había visto tal cosa, al bañarme me fije que el borde de la salida de las aguas fecales estaba negro, no le di mayor importancia. Pasaron unos días, cuando veo que el tanque de aguas sucias esta totalmente lleno. La palanca de la válvula se acciona bien. ¿Habrá un atasco ?
Voy cavilando, no aguanto mas y navegando muy lejos de costa, paro el barco y me tiro al agua. Meto un largo destornillador y noto algo pastoso y algo sólido que se mueve. Doy un par de meneos y sale una pasta negra y unos trozos de hierro y a continuación una descarga de mierda.
Llegado a la cala de destino, una vez bien fondeado me vuelvo a tirar al agua para ver bien el tema. Meto dedos y toco trozos de hierro, los voy sacando y el resultado es que son trozos de la bola de cierre de la válvula.
Comprado en el Pireo, el pasacascos, valvula, conector, tubo y abrazaderas. Ahora toca ir al varadero, sacar el barco y cambiar la válvula.
Al VARADERO
Barco en seco y Jordán con su equipo se me ofrecen para hacer la reparación.
Con la desbarbadora rebajan el pasacascos y por el interior sacan válvula y restos. claramente estaba rota la bola por corrosión.
Pulen y limpian el casco, con un sika fijan el pasa cascos, pasadas doce horas me ponen la válvula y resto. Una espera de tres horas para secado de componentes y otra vez al agua.
Total treinta horas en dique y trescientos euros por todo, movimiento de barco y trabajos.
Y rumbo al Jónico





















2 comentarios:

Captain Teach dijo...

Supongo que habrás comprado lotería después de tanta mierda.

Nosotros atrapados en ¡¡Pollensa!! desde hace 18 dias.

JOSE ANTONIO MERA-ESPIÑO dijo...

Herminio Viana decía que los barcos se hunden por los retretes. Menos mal que todo lo demás estaba bien. Un abrazo.